1/10/14

Cecilia Hecker " Lo que es arriba es abajo "


A Cecilia 


" Un mensaje que estaba esperando y me hace bien en el alma "


Cecilia, joyera argentina residente en Buenos Aires, lleva en sus venas la sabia de los árboles y plantas, digo "sabia" por mamar de su madre las Ciencias Naturales desde bien pequeña. Con 8 años recolectaba todo lo que se encontraba a su alrededor y lo colocaba en el porta objetos de un pequeño microscopio. 

La curiosidad por lo invisible le nacía desde su interior y era alimentada por su padre llevándola al laboratorio regional donde le enseñaría que aquello que es humo para los ojos y palpable para el corazón tiene un valor único para compartir con el resto del mundo.

Se lincenció en Publicidad y durante esos años aprendería a comunicar sin palabras, a encontrar metonimias y metáforas en los objetos que nos rodean,  se preguntaría tantas cosas que decidió subirse a su propio barco y probar la suerte del movimiento de las corrientes en el mundo de la creación artística. 

En sus primeros experimentos encontraría en el fieltro la calidez justa para atreverse a sacar su propio dolor. "Tengo un nudo en el estómago" sería la frase que más se acercaría a su realidad. Aparece de forma expresiva, atrevida sin querer esconderse, buscando soluciones a sus preguntas y encontrando respuestas. 

Seguiría escogiendo materiales naturales como el látex y este paso le daría el misterio justo a su lenguaje para comenzar a provocar preguntas en los espectadores. 

Sus volúmenes orgánicos son alusivos a organismos y plantas, probablemente memorias familiares de un inconsciente fácilmente conectado a sus manos trabajadoras. 

Sumergida en su catarsis seguiría haciendo el ejercicio de hacer JOYAS.

Llegó el momento de cerrar una etapa y abrir otra, escogiendo al maestro Jorge Castañón como guía para encontrar soluciones técnicas a sus piezas en el taller La Nave de joyería contemporánea. 

Hay un cambio de escala de trabajo, de lo macro a lo micro. 

De una composición orgánica expresiva a otra formal geométrica, apareciendo pequeños pedestales o cajas que sostienen la parte emocional.

La madera la incorpora como principal protagonista. Le interesa que este viva, con su propia historia y la escoge de su propio entorno cotidiano. Es de aquella que viaja transportando a soñadores y que se pierden en las corrientes de la vida. 

No sé si las escoge al azar o porque se sigue fijando en el humo invisible que hace latir el corazón, pero veo que siguen siendo el ROJO y el VERDE sus colores preferidos.
Están en su espacio creativo donde se puede habitar la belleza. 

Estuvieron cuando en su vida el estómago se hizo nudo y también en las joyas que le llevaron a exponer en Schmuck. 

Estas últimas parecen estar estáticas inexpresivas pero tienen sorpresa.

Hay rectángulos que se mueven y las transforman en armonía visual para sus ojos y nuestras manos. 

Estos días descubriéndola a ella me he preguntado si es esto lo que ella quiere contarme. 

A mi me llegas y te digo, no olvides lo que tu misma quieres recordar siempre:

" Todos venimos y nos vamos de la misma manera material. 

No manejamos nada en esta vida, sólo el presente mental "



Barquito de Cecilia Hecker en su piel




Barquito y foto de Cecilia.


" El barco de Nicolás "

Cecilia me cuenta: " Miro la madera y me emocionan esas capas de pintura que fueron puestas ahí por el trabajo de unas manos que luego el AGUA las fue desgastando. Lo que quedó plasmado es el paso del tiempo, ahí están el hombre, la sal, el sol, los minerales TODO en esa madera, en esa pintura ".


Serie " No me voy a quedar quieta " 2013


Broche articulado de madera de barco 


Anillos de madera de barco.


Serie: " Suculentus Flora " 2013


Pins


Anillos


" Paracentrotus Lividus " 2012 


" Plano Flexible " 2010


" Del mar " 2009


" Crustacea " 2008